2030 último plazo para frenar el calentamiento global

Un informe entregado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), principal órgano internacional para la evaluación del cambio climático creado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM), revela la necesidad de implementar cambios inmediatos y de gran alcance para limitar el calentamiento global a 1,5°C en lugar de 2°C como dice en el Acuerdo de París.

Este informe revela que cada grado de temperatura es de gran relevancia y podría representar riesgos de cambios irreversibles en el planeta. La selva amazónica y la tundra antártica podrían llegar a umbrales de cambio drástico debido a la pérdida de humedad y el abastecimiento reducido de agua.

Houesung Lee, presidente del IPCC, en medio de una conferencia de prensa en Incheon, Corea del Sur, aseguró que “para 2100 la elevación del nivel del marsería de 10 centímetros con un calentamiento global de 1,5 °C en vez de 2 °C. Si seguimos con un calentamiento de 2 grados el océano Ártico se enfrentaría a un deshielo cada década. Sin embargo, con medio grado menos el riesgo sería una vez cada siglo. Además, la extensión de los arrecifes de coral disminuiría entre un 70% y un 90% pero desaparecerían completamente a 2°C”.

En la elaboración de este informe participaron al menos 91 autores y editores de 40 países. La investigación inició como respuesta a una invitación hecha por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) cuando aprobó el Acuerdo de París en 2015. El documento entregado por el IPCC será un aporte científico fundamental para la Conferencia sobre el Cambio Climático que tendrá lugar en Katowice, Polonia en diciembre de este año.

“Hielo marino menguante en el Ártico, crecientes niveles del mar y condiciones meteorológicas extremas, son algunas de las consecuencias que ya estamos viviendo a causa del calentamiento global de 1° C, es uno de los mensajes esenciales del informe” afirmó Panmao Zhai, copresidente del grupo de trabajo II del IPCC.

La buena noticia es que a nivel mundial se han venido implementando algunas de las medidas necesarias para frenar el calentamiento global, lo que hace falta es acelerarlas para que las emisiones netas globales de dióxido de carbono (CO2) de origen humano disminuyan aproximadamente 45% para el 2030 respecto de los niveles del año 2010 y alcanzar el “cero neto” para el 2050.

El Calentamiento global de 1,5 °C es solo el primero de una serie de informes especiales que elaborará el IPCC. La siguiente entrega se hará el próximo año y será sobre los océanos y la criosfera en un clima cambiante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *