406 casos por presunto delito sexual en menores de edad en el Meta

La Gobernación del Meta lamenta y rechaza el terrible acto de violencia registrado el pasado lunes 8 de octubre en el municipio de San Juan de Arama, donde fue abusada sexualmente una menor de 14 años, en medio de un hurto perpetrado por delincuentes al domicilio, y en presencia de familiares.

El Gobierno departamental se opone a todo acto de violencia sexual; más cuando ocurren con nuestras niñas y niños. Hacemos llegar nuestro más sincero sentimiento de solidaridad, acompañamiento y en especial de respeto hacia la niña y la familia, que están pasando por una situación tan dolorosa, además de traumática. Estamos con ellos, y vamos a estar pendientes del proceso de investigación, como también del seguimiento psicosocial de la niña para que pueda superar este oscuro episodio”, expresó Norma Lucía Vélez Ortega, secretaría de la Mujer y Equidad de Género departamental.

Ante el caso, se activó el protocolo de atención a víctimas de violencia sexual, con el cual se le han practicado valoraciones médicas y de medicina legal pertinentes. En principio, las autoridades médicas reportaron que la menor se encuentra en un aceptable estado físico de salud, con excepción de la afectación emocional y psicológica a la que fue expuesta. Igualmente, la Fiscalía adelanta la investigación correspondiente.

La gobernadora Marcela Amaya se comunicó con la familia para brindarles su acompañamiento, y direccionó el caso a la Secretaría de la Mujer para ofrecer el proceso psicosocial integral. Así mismo, se adelantó ayer un consejo de seguridad liderado por la Secretaría de Gobierno, en el que se abordó el hecho y se solicitó a las autoridades especial atención a este caso, que no se había presentado hace muchos años en el departamento bajo esas condiciones”, mencionó la funcionaria.

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal, en el Meta se han presentado, entre enero y julio de este año, 406 casos por presunto delito sexual en menores de edad, de los cuales 70 ocurrieron en la primera infancia (0-5 años); 140 en la infancia (6-11 años), y 196 en la adolescencia (12-17 años).

Estamos trabajando para que estos hechos no se presentan más y seamos garante en la protección de la vida de los menores, para que en nuestra tierra de oportunidades se construya una cultura de protección hacia los niños”, agregó Vélez Ortega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *