5 platos que no puedes dejar de probar en el Meta

El llanero es carnívoro por excelencia. Esta cultura tiene platos con variedad de carnes que son muy apetecidos entre sus habitantes pero un poco intimidantes para los visitantes. Definitivamente, esta zona del país tiene una gastronomía exquisita que es todo un deleite. Descubre junto a redBus 5 platos muy populares del Meta que debes probar, especialmente en casas de familia que tengan la sazón llanera.

  1. Entrevero de res a la llanera

El llanero se destaca por no desperdiciar ninguna parte de la res, logrando platos como este. Esta curiosa preparación de diferentes vísceras de vaca como hígado, corazón, pajarilla, riñón, bofe y chunchurrio, es una de las más apetecidas. Todo inicia escogiendo las piezas y lavándolas muy bien, para cortarlas en grandes trozos y sazonarlos con sal, orégano y pimienta. Todas estas partes se insertan en una vara de naranjo y se cubren con el peritoneo de la res.

La vara se clava en medio de la brasa y se pone a asar alrededor de 30 minutos. Es importante la intensidad del fuego pues debe quedar tostado por fuera pero jugoso en su interior. Una vez se logra la textura deseada en ambas partes, se sirve el entrevero de res a la llanera acompañado de casabe y guasacaca.

2. Amarillo a la Monseñor

Se habla de este plato desde 1979, cuando un conocido chef de Villavicencio improvisó una cena para el cumpleaños de la Diócesis, la cual resultó del agrado de todos los asistentes. Por ello, rápidamente se hizo muy popular en la zona. Su ingrediente principal es el pescado amarillo, típico de la región, acompañado de una salsa de camarones y servido con arroz blanco y patacones de plátano verde.

La preparación inicia deshuesando y despellejando el pescado para cortarlo en pequeños cubos. Se prepara un caldo con cebolla, pimentón, ajo, tomillo y laurel, al que posteriormente se le agregan los cortes del pescado amarillo para dejarlo hervir alrededor de 10 minutos. Una vez cocinado se saca el pescado para que no se deshaga, mientras se prepara la salsa con crema de leche y harina. Cuando esta está lista, se echa en la olla nuevamente con el pescado y una variedad de camarones, langostinos y queso rallado. Toda esta combinación se lleva al horno hasta que logra el gratinado deseado.

3. Majule

El Majule es la colada típica del municipio de San Martín en el Meta, aunque ha cogido gran popularidad en el resto del departamento, además de ser muy popular en Arauca y Casanare. Es ideal para servirlo como postre después de alguna comida o a manera de onces o merienda.

La preparación se inicia pelando los plátanos y rebanándolos en delgadas tiras para luego cocinarlos alrededor de 20 minutos a fuego medio, hasta que las tiras se desaten bien. Posteriormente, se le agrega cuajada rallada y se deja hervir hasta que la mezcla tome un color rojizo. A esto se le agrega leche y se deja conservar hasta que logre una consistencia espesa. Se sirve en platos hondos acompañado de cachapas, canela y panela.

4. Cachama rellena

La cachama de río es uno de los platos más apetecidos de toda la región de los Llanos Orientales. Es un plato muy agradable que combina diferentes proteínas en una misma preparación, logrando un resultado muy apetecido tanto por los llaneros como por quienes lo prueban por primera vez.

Todo inicia deshuesando la cachama para luego humedecerla en aceite de oliva y aceite achiotado. A continuación, se envuelven en queso unos cortes de cerdo, res y camarones para luego introducirlos en el interior de la cachama junto con una variedad de vegetales. Mientras tanto, se van calentando unas hojas de plátano a fuego lento en un horno de leña. Posteriormente, se envuelve la cachama con todos los ingredientes que ya lleva dentro entre estas hojas y se introduce en una olla donde se debe cocinar durante 40 minutos.

5. Capón de Ahuyama

Este impactante plato del Meta consiste en tomar una ahuyama, cortarle la parte superior y rellenarla con una variedad de carnes, pollo, cerdo y camarones adobados con guiso y lentejas. Toda esta combinación se destaca por tener abundancia de queso y por estar asada en un horno de leña.

Hay que comenzar cocinando cada una de las carnes, agregándoles ajo en polvo y sal al gusto. A las ahuyamas se les remueve la parte superior y se les quitan las pepas y algo de la pulpa, para luego llenar su interior de mantequilla. La ahuyama y su tapa se meten al horno por 20 minutos hasta que los bordes estén ligeramente dorados. Mientras tanto, se puede ir haciendo una salsa con leche, vino, cebollas sofreídas y los trozos de ahuyama previamente retirados. Esta mezcla se licúa y se echa en un sartén con todas las carnes. Una vez todos los ingredientes estén asados se introducen dentro de la ahuyama junto con una capa de queso y crema de leche.

La gastronomía del Meta es muy rica y variada. Vale la pena probar cada plato y conocer su increíble historia y lo que representa dentro de la cultura llanera. Anímate a conocer El Llano y no dejes de degustar estos y muchos otros productos típicos de esta hermosa región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.