A empezar de cero

Las fuertes lluvias que se registraron anoche (miércoles) en la zona de influencia de la bocatoma de quebrada La Honda, en la cordillera Oriental, pusieron nuevamente en aprietos la situación de la principal fuente de captación del acueducto de Villavicencio.

El gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), Jacobo Matus Díaz (foto), informó que una nueva creciente del afluente destruyó gran parte de las obras que se vienen ejecutando desde el pasado 18 de agosto, cuando un derrumbe también destruyó un tramo de 62 metros de tubería de la línea que va de la bocatoma hasta la planta de tratamiento de La Esmeralda, cerca al puente conocido como ‘La Tarabita’.

El funcionario agregó que el personal de la empresa está realizando la evaluación de los estragos causados por el afluente a dichas obras, para determinar las acciones inmediatas a seguir y retomar su ejecución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.