Acabando el narcotráfico

Desde la entrada en ejecución del Plan de Campaña “Espada de Honor III”, del Ejército Nacional en octubre de 2014, uno de los objetivos trazados, fue la lucha frontal contra el delito del narcotráfico, que se convirtió en la fuente principal de financiamiento ilegal de los grupos al margen de ley. En el área bajo la responsabilidad del Comando Específico del Oriente adscritos a la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, que comprende el Sur del departamento del Meta y el noroccidente del Guaviare, este delito, sólo ha generado pobreza, desplazamiento de comunidades y fuertes daños al medio ambiente debido a la tala de árboles ocasionada para la siembra de cultivos ilícitos.

Las Brigadas Móviles No.4, 7 y 12 presente en los municipios de Puerto Rico y Vistahermosa en el Meta, así como, en el área rural al noroccidente de San José del Guaviare, desarrollaron operaciones militares de control territorial y ofensivas con el objetivo de bloquear los corredores de movilidad del narcotráfico, los cultivos de hoja de coca y los laboratorios artesanales para la producción de la misma que utilizan los grupos ilegales en la región. Igualmente, la erradicación manual por parte de las tropas ha sido efectiva en su empeño para disminuir el flagelo.

En los últimos 12 meses del año las tropas han reportado cifras importantes, se logró la incautación de 51 kilogramos de pasta base de coca, 3.204 kilogramos en insumos sólidos, 7.857 en insumos líquidos para la elaboración de la misma, 1.490 galones de base de coca en proceso y 1.076 kilogramos de hoja de coca picada, de igual manera, se ubicaron y destruyeron 30 laboratorios artesanales, así como, un cristalizadero que producía alrededor de 6.400’000.000 millones de pesos en el mes. Finalmente, 208 hectáreas de hoja de coca se lograron erradicar por parte de los uniformados.

Estos resultados, reflejan el compromiso incansable de las Unidades del Comando Especifico del Oriente, que en su ofensiva continúan, sin descanso ni escatimar esfuerzos por afectar directamente las fuentes de financiamiento ilícito de las estructuras armadas que componen el bloque oriental de las Farc y específicamente las del Bajo Guayabero y Ariari, con el objetivo de evitar el fortalecimiento de dichas organizaciones ilegales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.