Arroz con pulpo

PREPARACIÓN DE LA RECETA

Arroz con pulpo

Esta receta de arroz con pulpo tiene su origen en Portugal aunque, como siempre, nunca vamos a encontrar “la receta auténtica”, ya que en cada zona lo hacen distinto.
Os puedo decir que es un arroz muy sabroso, debemos dejarlo meloso, ni seco ni con mucho caldo (aunque en algunas zonas lo hagan así) y os aseguro que repetiréis.
Aquí en la zona levantina nos llamará la atención el ponerle cebolla al arroz, ya que poquitos arroces incluyen este ingrediente, pero nos sorprenderá gratamente. Bueno, no me enrrollo más y nos ponemos el mandil.

INGREDIENTES (Para 6 raciones):

-1 pulpo de 1,5 kgrs.
-1 cebolla y una hoja de laurel para cocer el pulpo.
-1 cebolla no muy grande, un par de dientes de ajo y un pimiento verde italiano muy picaditos (en brunoise) para el sofrito.
-1 vaso de vino blanco.
-1 cucharada de pimentón dulce.
-1 cucharada de concentrado de tomate, (opcional).
-400 o 500 grs. de arroz de arroz redondo.
-Sal gorda y aceite de oliva.

PREPARACIÓN:

Comenzamos limpiando bien el pulpo bajo el chorro del grifo, sobre todo por la parte interior de la bolsa y le quitamos “el pico de loro”.
Si tenéis costumbre de cocer el pulpo en casa, no os voy a decir cómo hacerlo ya que cada uno tiene su preferencia. Yo, en esta ocasión y como es necesario reservar el caldo de la cocción para cocer el arroz, he utilizado el sistema de “asustarlo”. Es decir, ponemos un par de litros de agua en una olla con un poco de sal gorda, una cebolla y una hoja de laurel.
Cuando comience a hervir introducimos el pulpo y lo sacamos volviéndolo a introducir, así en tres ocasiones.
Con esto dicen que evitamos que se despelleje el pulpo. Lo dejamos cocer durante 15 minutos. Terminará de cocerse junto al arroz.
Este sistema funciona bien siempre y cuando el pulpo lo hayamos adquirido congelado o bien congelado por nosotros mismos, ya que el antiguo sistema de “la paliza” no me gusta.
También lo podemos hacer en la olla a presión y sin ningún tipo de caldo, pero ya digo que nos interesa el agua de cocción.
Dejamos atemperar un poco y con unas tijeras cortamos las patas en rodajas de 1cm. O 1,5cm. de grosor y el resto en trocitos de tamaño parecido a los de las patas.
En una cazuela o sartén honda ponemos a calentar un chorro de aceite (5 o 6 cucharadas soperas) y cuando esté caliente sofreímos la cebolla, el pimiento y los dientes de ajo.
Una vez pochados añadimos el concentrado de tomate y al poco el pimentón, moviendo rápido y separando del fuego para que no se nos queme.
Añadimos el pulpo, el vaso de vino blanco y dejamos que evapore el alcohol. Incorporamos el arroz y litro y medio del caldo de la cocción, caliente. (en este plato, el caldo debe ser 3 veces la cantidad de arroz).
Dejamos cocer a fuego medio durante 18/20 minutos, rectificamos de sal vigilando que no falte caldo, y si tenemos que añadir, que siempre sea en caliente. Cuando esté hecho el arroz, lo dejamos reposar unos minutos tapado y servimos. Recordad que la consistencia debe ser “melosa”, no seca, así que ojo con el tiempo de reposo, que el arroz tiene mucha sed.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.