Así se reparará acueducto de vereda Pipiral

 

Si las condiciones climáticas lo permiten, hoy (jueves) o a más tardar este viernes serán transportados en un helicóptero de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), los materiales que el Gobierno ‘Unidos Podemos’ ya entregó a la comunidad de la vereda Pipiral, con el fin de reparar los daños que sufrió el acueducto de esa zona, debido a los derrumbes que el pasado viernes afectaron a esa y otras veredas aledañas a la vía antigua de salida de Villavicencio a Bogotá.

 

Juan Carlos Guzmán Sánchez, jefe de la Oficina Municipal de Gestión del Riesgo, explicó que ayer (miércoles) en compañía del gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), Jaime Jiménez Garavito, se entregaron 600 metros de cable acerado, un tanque con capacidad de almacenamiento de 2.000 litros de agua, 1.000 metros de tubería y otros accesorios para los empalmes respectivos (fotos 1 y 2).

 

“El transporte de todos los materiales hacia la montaña, hasta el lugar en el que hay que hacer las reparaciones, esperamos hacerlo hoy (jueves) o más tardar mañana con el apoyo de la Fuerza Aérea dependiendo de las condiciones climáticas, porque llevarlos a pie nos llevaría unos cuatro días”, afirmó Guzmán Sánchez.

 

Como ya es conocido, desde el pasado fin de semana el Gobierno ‘Unidos Podemos’ ha entregado a las comunidades de las veredas Servitá y Buenavista los materiales requeridos para la reparación de sus respectivos acueductos, que también resultaron afectados por los citados derrumbes, y ha brindado acompañamiento a través de la EAAV y la Oficina de Gestión del Riesgo.

 

El gerente de la EAAV, Jaime Jiménez Garavito, reiteró que la entidad continuará pendiente atendiendo las necesidades de agua potable de la comunidad de esos sectores de Villavicencio y brindará apoyo técnico a los habitantes de Pipiral en los trabajos de reparación y rehabilitación de su sistema de acueducto.

 

Por otra parte, el Jefe de la Oficina Municipal de Gestión del Riesgo confirmó que el personal y maquinaria del Instituto Nacional de Vías (Invías) sigue removiendo el último derrumbe (de los 19 registrados) que queda pendiente en la antigua vía de salida a Bogotá, exactamente en el kilómetro 84+500, entre Pipiralito y Servitá, donde se perdió el 70 por ciento de la bancada y el cual sigue impidiendo el paso de tractocamiones y vehículos de carga (fotos 3 y 4)

 

Finalmente, Guzmán Sánchez agregó que se espera que esos trabajos se terminen al final de hoy (jueves) para que se pueda reabrir la vía al tránsito vehicular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.