Avalancha turística sin Dios ni ley atacó al Güéjar

Durante la recién finalizada temporada de vacaciones de final y comienzo de años, quizá el metense río Güéjar fue el más visitado por turistas internos y externos al departamento.

La apabullante presencia de visitantes a los diferentes balnearios naturales ubicados en las márgenes de este afluente, resultó proporcional a los nocivos impactos que con fotografías y videos por estos días están siendo denunciados en las redes sociales, documentos que espero ya hayan sido vistos por las autoridades ambientales metenses.

Sin lugar a dudas, el mayor atractivo natural “vendido” de manera irresponsable, se localiza en cordillerana zona rural de Lejanías, y se llama “las piscinas del río Güéjar”. Sitio que tristemente hasta hace pocos meses era un verdadero paraíso.

Conviene saber que el río en referencia  nace y desemboca en el departamento del Meta y que en su recorrido baña e integra a cinco municipios, estos son: Lejanías, Mesetas, San Juan de Arama, Vistahermosa y Puerto Rico.

Me han contado, que en esta temporada por allí igual soportó a centenares de bañistas, que en su mayoría a lado y lado del cauce dejaron sus basuras, otros además lavaron sus carros, así lo miré en el sitio El Limón de Mesetas.

En jurisdicción de Puerto Rico el Güéjar rinde su maltratado caudal al río Ariari, que en su margen derecha se lo recibe.

La preocupante situación ambiental soportada por el hermoso río, que nace en las laderas del páramo de Sumapaz, obliga la atención y acciones inmediatas por parte de las administraciones municipales, con el apoyo de la Cormacarena y la Secretaría departamental de Medio Ambiente.

Contradictorio resulta que cuando nos alertan para proteger el agua, un grueso número de inconscientes ciudadanos en el Meta hacen todo lo contrario con las corrientes hídricas. Por ello, urge la implacable aplicación de la legislación ambiental.

¡Bienvenido el eco turismo, pero total respeto para con nuestros bienes naturales!
Villavicencio, 12 de enero de 2016.

Por: Óscar Alfonso Pabón Monroy/ Comunicador Social comunitario

3 comentarios sobre “Avalancha turística sin Dios ni ley atacó al Güéjar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.