BIOENERGY AL BANQUILLO.

Como necesaria, urgente y muy positiva fue calificada por la Senadora Maritza Martínez el inicio de las investigaciones disciplinarias contra los miembros de la Junta Directiva de Bioenergy por los sobrecostos e irregularidades en el diseño, construcción y puesta en operación de la Planta El Alcaraván, en jurisdicción del municipio de Puerto López, departamento del Meta.

 En palabras de la Senadora Martínez Aristizábal, “son muchas las irregularidades que denunciamos en su momento en la Comisión Quinta del Senado de la República. Por un lado, evidenciamos que el proyecto inició costando 140 millones de dólares y su costo se incrementó a unos 750 millones de dólares. Esto es, un incremento del 435%. Todo lo anterior pese a que la modalidad de contrato (llave en mano a precio global fijo) no permitía que se realizaran adiciones u otrosíes al valor inicialmente contemplado” .

 En el mismo sentido enfatizó en la denuncia realizada hace más de un año ante las Entidades de Control en el marco del debate de control político de su autoría y en el cual llamó la atención frente a la falta de control, la improvisación y el desorden imperante en todo el proceso, lo cual se evidenció con la escogencia de ISOLUX CORSÁN como contratista, quien carecía por completo de experiencia en el desarrollo de proyectos de esta envergadura; o la falta de atención casi dolosa de Bioenergy y Ecopetrol a las observaciones hechas por la empresa Interventora TIPIEL con respecto a la optimización de los costos propuestos por el contratista y a las fallas técnicas y la falta de idoneidad de éste para el desarrollo del objeto del contrato.

 De acuerdo con la Senadora Llanera, “La planta que inicialmente debió estar completa y operando para abril de 2012, tan solo fue terminada mecánicamente en diciembre del año pasado. Produjo su primer litro de etanol el 22 de diciembre del mismo año, y hace tan solo un mes inició el proceso de comercialización del alcohol carburante. Son más de 5 años de retraso, los cuales no solo generaron un enorme impacto para las finanzas públicas, sino que afectaron hondamente a la economía de Puerto López, en donde miles de personas y empresas de la región fueron estafados por parte de ISOLUX CORSÁN.”

 “Resaltamos la importancia que reviste el proyecto para el desarrollo económico de la región de la Orinoquia, al tiempo que reconocemos que, a pesar de las numerosas adversidades por las que éste ha atravesado, hoy en día la planta se encuentra en funcionamiento gracias a los esfuerzos del hoy presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, y el gerente de Bionergy, Rafael Pittaluga”.

 “Esperamos que esta investigación que hoy inicia la Procuraduría también cobije a los miembros que estuvieron en la Junta Directiva de Ecopetrol en el periodo en el cual se viabilizó el proyecto (2007-2008). Recordemos que la estatal petrolera es la accionista mayoritaria de Bioenergy y es en virtud de lo anterior que el Organismo de Control inicia esta investigación” Puntualizó Martínez Aristizábal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.