¿Cafeterías de gatos en Japón?

Es un café temático cuya atracción es poder observar y jugar con gatos. Los clientes pagan el derecho a entrar, que suele ser por horas.
Los cafés de gatos son muy populares en Japón, habiendo en Tokio al menos 39 de ellos. Un pionero en el negocio fue Tienda del gato (猫の店 Neko no Mise?), de Norimasa Hanada, que abrió sus puertas en 2005. La popularidad de los cafés de gatos en Japón está atribuida a la prohibición de tener mascotas en edificios de apartamentos y conjuntos residenciales, y a la compañía relajante de los gatos de lo que de otra forma sería una estresante y solitaria vida urbana. Otras formas de rentas de mascotas, como los cafés de conejos, también son comunes en Japón.3

Existen diversos tipos de cafés de gatos, algunos se especializan en determinadas razas de gatos, o en gatos negros u otros colores, entre otras cosas. En Japón los cafés de gatos deben obtener una licencia y cumplir con estrictos requerimientos y regulaciones de la Ley de Tratamiento y Protección de Animales.4

Los cafés de gatos japoneses cumplen estrictas reglas para asegurar la salud y el bienestar de animales y clientes, en particular asegurándose de que los gatos no sean molestados en exceso o reciban atención no deseada, como la de niños pequeños, o cuando están durmiendo. Muchos cafés de gatos también procuran crear conciencia sobre los problemas que pasan los gatos, como el abandono y el maltrato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.