Cerrados por no seguir las normas

La Policía Metropolitana de Villavicencio junto a miembros de la SIJÍN, realizaron inspecciones sorpresas a varios establecimientos comerciales en donde se lograron incautar cerca de 100 unidades de licor adulterado en los barrios Ciudad Porfía y 7 de Agosto.

Locales como María Paula en ciudad Porfía además de  Angel’s, Insomnia y Carmentea de la zona rosa del 7 de Agosto, fueron los sellados por las fuerzas de la Policía quienes dieron por captura a los administradores de aquellos locales.

Con un aproximado a los seis (6) millones de pesos, los miembros del cuerpo policíaco siguen trabajando para bajar la venta y distribución de productos de contrabando, los cuales podrían perjudicar la salud del consumidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.