Colombia, Libre de Asbesto

“Hay algunos políticos que tienen más grande el bolsillo, que el corazón y la cabeza”. Al parecer la periodista Ana Cecilia Niño, segunda víctima del Asbesto, no se equivocó al decir estas palabras. Pues, algunos congresistas, ni se inmutan al escuchar los dolorosos y fuertes testimonios de las victimas del mortal mineral. Que extraño. Hace unas semanas atrás prometían que ayudarían al pueblo.

Al parecer, en el país del Sagrado Corazón de Jesús, a muy pocos legisladores les interesa la suerte que corran los trabajadores de las fabricas de tejas, tanques para agua y hasta pastillas de freno, productos que son elaborados con las fibras del Asbesto; o la de cualquier persona, que se expuso con frecuencia y sin saberlo a este enemigo silencioso.

Mientras en 56 países del mundo han prohibido la producción y comercialización del Asbesto, en Colombia, luego de siete intentos fallidos, en la Comisión Vll del Senado, hasta ahora fue aprobado en primer debate el proyecto de Ley “Ana Cecilia Niño”, que busca prohibir el uso de esta sustancia cancerígena.

Pese a que, esta fibra mortal, al año deja 320 muertos, según el Instituto de Cancerología. Paradójicamente, cerca de 20.000 toneladas de Asbesto son consumidas anualmente en nuestro país.

Debe ser que los mezquinos intereses económicos de unos pocos han prevalecido sobre el interés común y a la vez el clamor que hizo el ingeniero Luis Alfonso Mayorga, el periodista Edgar Sosa, la periodista Ana Cecilia Niño, el deportista Luis Eduardo Giraldo, la arquitecta Isbelia Buitrago, el trabajador de la fábrica de Etermit, en Sibaté, Juan Gómez y Benjamín Abelino, quienes el tiempo no les alcanzó para continuar dando la batalla y lograr de una vez por todas poner un punto final al uso del Asbesto.

Ojalá que los senadores no terminen personificando la canción de la barranquillera Shakira, “Ciega, Sordomuda”, sino por el contrario, por fin acaten las recomendaciones del convenio 162 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer y la Organización Mundial de la Salud, las cuales afirman que la exposición del ser humano al Asbesto genera  cáncer de pulmón, ovario, laringe, mesotelioma y asbestosis, enfermedades que durante este año le han cobrado la vida de 6 personas. ¿Cuántos colombianos más tendrán que morir para que en el Congreso aprueben el proyecto de Ley “Ana Cecilia Niño” y suspendan las actividades en la mina de Asbesto que hay en Antioquía?

Redactado por:
Camila Mojica
Comunicadora Social-Periodista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.