COMUNIDAD DE LA VEREDA LOS PINOS VIVE UN LARGO VIACRUCIS

En pleno siglo XXI aún existen historias como la de Rosalía Trujillo García, habitante de la vereda de Los Pinos, corregimiento que se encuentra ubicado entre los límites de Guayabetal y Villavicencio, quien aseguró que, para trasladarse desde su vereda hasta otro lugar, debe utilizar un cable que se maneja con una guaya.

“Nos tienen bastante olvidados, ya que no tenemos caminos ni vías para acceder a nuestra vereda. Por tanto, a los niños de bachillerato para llevarlos a sus colegios, debemos pasarlos por este cable. Inclusive, hace unos días una señora dio a luz, y su esposo tuvo que llevarla cargada en su espalda”, aclaró.

En cuanto a los animales de gran tamaño, ella manifestó que son trasladados por un viejo y deteriorado puente colgante, el cual es muy inestable al momento de ser utilizado. Además, expresó que tres minutos tardaría una persona para pasar este puente, a diferencia de los 50 sg que se demorarían en el cable.

Rosalía también dijo, que durante los quince años que ha vivido en su finca, siempre ha tenido que utilizar este cable, el cual fue construido de manera artesanal por la comunidad, quienes cobran por utilizar este servicio, ya que estos recursos son destinados para su mantenimiento.

No obstante, esta mujer indicó que las 10 familias que viven en la vereda Los Pinos, tienen que exponerse todos los días al caer en un abismo. Hecho que ya se habría presentado años atrás, en donde un hombre perdió la vida, al caer de este cable. Por esta razón, Rosalía les pide a las administraciones de Guayabetal o de Acacías que los ayuden para que no se sigan presentando este tipo de accidentes.

Por: Camila Mojica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.