Cuidado en donde compra el pescado

Cerca de media tonelada de productos alimenticios no aptos para el consumo humano, fueron decomisados por funcionarios de la Secretaría de Salud de Villavicencio durante los operativos de control y vigilancia llevados a cabo en las últimas horas en la capital del Meta.

Andrea Díaz Ramírez, jefe de dicha dependencia, confirmó que se realizaron inspecciones en cerca de 30 establecimiento entre supermercados, locales de venta de pescado, toldos y ventas ambulantes, predominando el decomiso de alimentos perecederos como la carne de pescado, embutidos y helados; aunque también se decomisaron elementos que no cuentan con registro sanitario del Invima o rotulado con datos esenciales como lote, fecha de fabricación y de vencimiento.

En establecimientos de los barrios La Florida, San Isidro y Ciudad Porfía se decomisaron 38 libras de pescado fresco, 56 unidades de duraznos enlatados con abolladuras, 400 unidades de productos naturistas y complementos dietarios por falta de registro sanitario, 8.984 gramos de helados, 10 kilos de nuggets, 250 kilogramos de embutidos y 5 kilogramos de camarones por deficiencias en la cadena de frío y 2 botellas de licor adulterado.

La funcionaria recordó que todos los alimentos deben conservarse con temperaturas específicas para evitar que se inicie el proceso de descomposición, por lo cual cuando se verifica que los alimentos no están debidamente conservados, no están refrigerados o lo están pero a temperatura por encima de la permitida, estos son decomisados para evitar posibles casos de intoxicación.

Los operativos de control y vigilancia de la Secretaría de Salud de Villavicencio continuarán durante toda la Semana Santa y en diferentes sectores de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.