Día Internacional de la Mujer: más que flores y chocolates

El origen de este día reposa en la lucha de las mujeres por la búsqueda de equidad y la inclusión laboral y económica, dentro de la sociedad.

El hecho histórico que marcó esta fecha, tuvo lugar en Nueva York el 25 de marzo de 1911, cuando en un incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist, murieron 146 mujeres obreras, en su mayoría jóvenes italianas y judías, causando conmoción e indignación. Los dueños de la fábrica, las encerraban para asegurarse de que cumplieran sus jornadas laborales sin escapar, en consecuencia, cuando comenzó el fuego, las mujeres no pudieron salir, muriendo calcinadas en aquel lugar.

Esta tragedia fue uno de los motivos principales por los que se impulsó la ardua lucha de las mujeres en todo el mundo, en busca de condiciones dignas de trabajo, en seguridad laboral y en igualdad de salarios, así como de trato. 

Mañana se conmemora un año más de lucha de tantas mujeres, que pelean a diario por reivindicar el papel de la mujer en la sociedad y en contra la desigualdad de género. Partiendo de esta razón -porque hay mil más-, es necesario reconocer que este día no es para decir “Feliz día de la mujer” y dejarlo ahí, este día es recordar que hay que seguir luchando por una sociedad más equitativa para la mujer y no sólo para ellas, también para todas las personas que ven vulnerados sus derechos, porque se ha avanzado, pero aún falta mucho por lograr.

El Día Internacional de la Mujer no es un día comercial donde se dan regalos y ya está, no pasa nada más. Es una oportunidad de re pensarse los verdaderos motivos de su conmemoración y del por qué es necesario recordarlo siempre. Porque el Día Internacional de la Mujer… es algo más que flores y chocolates.

Escrito por: Ángela Peña Barragán –
Profesional en ejercicio
Comunicadora Social – Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.