El campo sigue dando frutos

«Saqué 500 porque me preparé y esforcé, no por suerte», aseveró el joven, que a pesar de las limitaciones por no tener un computador, ni acceso a internet, obtuvo la calificación perfecta en las pruebas de estado.

Luis Ángel Vargas tiene 16 años, nació en Villavicencio, es hijo único, creció entre Medina y Puerto López, donde se graduó de la Institución Educativa Yaaliakeisy (un colegio rural indígena), perdió a su padre hace 4 años, sueña con ser ingeniero de sistemas y vive actualmente en una vereda del municipio de Cumaral, Meta. Aquí su historia.

El pasado sábado, Luis hizo historia al ser el primer estudiante en el departamento en obtener un puntaje perfecto en las pruebas saber, además de ser uno de los 3 jóvenes que lograron esta calificación a nivel nacional. Ese día, recuerda él, se levantó, desayunó de afán, caminó durante 30 minutos monte arriba de su casa en busca de señal de internet para ver sus resultados.

«Esta calificación es una hazaña para mí. Me había preparado y hecho simulacros y consultado youtubers y videos en internet para las pruebas del Icfes», añadió el joven campesino, que dejó de utilizar en juegos de línea las dos horas que le duraba las recargas de su celular para estudiar.

Entre las labores del campo, sus clases y las horas de repaso, Luis tuvo organizarse para lograr un resultado, que como lo asegura él, no fue ‘solo ‘suerte.

La prueba fue presentada de manera presencial por Vargas en Puerto Gaitán. «Ese día comencé con las respuestas de matemáticas, ya sabía qué hacer, no me pareció tan difícil. Las más difíciles fueron las de inglés, pero leí con cuidado. Nos falta mucho por aprender en un segundo idioma», rememoró.

Si bien Luis vive en Cumaral con su madre, cuando se graduó vivía en una parcela de la vereda las Leonas, de Puerto López, con su tío y abuelos. Estudiaba en la Institución Educativa de Yaaliakeisy, ubicada en el kilómetro 76 de la vía que une a este municipio con Puerto Gaitán, donde gran parte de sus compañeros pertenecen al resguardo indígena Umapo de la comunidad Achagua, quienes expresaron su orgullo de que un estudiante de dicha institución logrará esta hazaña.

«Una profesora, Rosalba Patermina, lo llevó a tener estos resultados, a hacer análisis de lectura, comprensión lectora y lo importante que eran unos buenos resultados. Los maestros del magisterio nos llevan a tener estos bonitos resultados», indicó Jhon Sanabria, Secretario de Educación del Meta, que resaltó el compromisos de los educadores para lograr estos objetivos.

«Me río de los que dicen que es fácil, que la suerte tiene que ver o que respondan al ‘pinochazo’. Saqué 500 porque me preparé y esforcé, no por suerte. Nada es imposible hasta que se intenta», puntualizó Luis Ángel, quien invitó a los jóvenes a ser disciplinados con sus estudios.

La Gobernación del Meta determinó que acompañará a Luis Ángel Vargas en su decisión de elegir programa académico, universidad y ciudad para continuar con su formación profesional, garantizando además los recursos para su desplazamiento y manutención.

Por: Stiven Pérez
Comunicador Social – Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.