En enero, ¿sequía absoluta en Villavicencio?

Tras visitar los puntos críticos de la línea de aducción del sistema de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio, el alcalde electo Felipe Harman aseguró que “si las obras no se inician desde ya, en el mes de enero la situación de la falta de suministro de agua para la ciudad puede empeorar”. Administración municipal y EDESA respondieron a estas declaraciones. 

Durante el recorrido que realizó por estos puntos críticos, Harman evidenció que en el lugar hay tubería adquirida por la administración actual, pero las obras de reparación no han iniciado, por lo que aseguró: “le hacemos un llamado al Gobierno municipal. Es imperioso que desde ya se establezcan los recursos, la maquinaria y la mano de obra para disponer de la reparación en verano de estos tramos, de no ser así, estamos hablando de que van a entregar la ciudad en sequía, con el sector de Fuentes Altas desgastado, lo que nos puede generar un problema gravísimo en materia de abastecimiento de agua a principio del próximo año”.

Respecto a esto, el gerente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), Jaime Jiménez Garavito, aseguró que “el gobierno municipal no ha cesado en su propósito de reparar la línea de aducción del acueducto de Villavicencio. […] Se realizaron trabajos de topografía e ingeniería que definieron el trazado subfluvial. Además, en el último mes se han realizado las tareas de termofusión de la tubería de polietileno de alta densidad, alistándola para la instalación que se espera realizar en los próximos días, pues requiere hacerse en época de verano y hasta que se reduzca el nivel de las aguas, que permitan ejecutar los trabajos de desvío del afluente, las excavaciones de seis metros requeridas y luego la instalación de la tubería respectiva”.

Por otro lado, Jiménez manifestó que “los sitios donde se registran los mayores daños del sistema de acueducto (‘El Castrillo’ y ‘Carlos Julio’) corresponden al Contrato 112 de 2011, por medio del cual la Empresa de Servicios Públicos del Meta S.A. (EDESA), a través de la Unión Temporal Bocatoma-PTAP debió ejecutar en esa época la optimización de la línea de aducción, con la construcción de viaductos para elevar la tubería y minimizar el riesgo por derrumbes y crecientes”.

Ante esto, EDESA aseguró que en cumplimiento de acuerdos suscritos en mesa técnica, entre la gobernadora Marcela Amaya; el gerente de la Empresa de Servicios Públicos del Meta (Edesa), Orlando Guzmán Virgüez, y el alcalde electo de Villavicencio, Felipe Harman, se realizó visita a la línea de aducción del acueducto local. 

Agregó que los puntos críticos son el sector de El Castrillo en donde se deben instalar cerca de 350 metros de tubería, sobre el lecho del río Guatiquía, y en K2 se deben reparar 300 metros de la línea, que fue afectada seriamente y no puede ser arreglada en el mismo sitio. 


“Encontramos tubería en terreno y es un buen avance para reparar la línea de aducción. Punto a punto durante las cinco horas de caminata les explicamos técnicamente las obras que se deben ejecutar para superar la emergencia, pero es necesario que las mismas inicien en diciembre y no esperar hasta enero porque sería tiempo perdido”, puntualizó el Gerente de Edesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.