En Villavicencio son escasos los colegios para niños con discapacidad

La ley 115 de 1994 establece que las secretarías de educación de cada departamento o municipio organizará la oferta educativa para las poblaciones con necesidades educativas especiales por su condición de discapacidad motora, emocional, cognitiva (retardo mental, síndrome down), sensorial (sordera, ceguera, sordoceguera, baja visión), autismo, déficit de atención, hiperactividad, capacidades o talentos excepcionales; estas entidades gubernamentales también definirán los planteles educativos donde se atenderá la población, lo preocupante es que al parecer en la ciudad de Villavicencio son muy pocas las instituciones encargadas de desarrollar estos programas.

Los programas de necesidades educativas especiales le permite a los niños y adolescentes que padecen alguna discapacidad recibir clases en planteles educativos públicos como en el colegio Abraham Lincoln, este colegio es una de las pocas instituciones educativas que a través de aulas de apoyo ayuda a niños y jóvenes con retraso mental leve a desarrollar diferentes actividades escolares como el arte y la lectoescritura; Ángel Ballesteros Ruiz rector del colegio aseguró que actualmente asisten a este programa alrededor de 81 estudiantes de diferentes edades donde algunos ya llevan un proceso de varios años.

“El programa de necesidades educativas especiales es un programa antiguo, el colegio Abraham Lincoln lleva 15 años atendiendo a niños con necesidades especiales, principalmente aquellos que tienen problemas de retardo mental leve y de locomoción, hay otros colegios que atienden niños con el síndrome de down, hay otros que atienden a niños con dificultades de la visión y otros a niños con problemas auditivos, pero los colegios que atendemos a los niños con discapacidad somos muy pocos, son alrededor de unos 6 colegios aquí en Villavicencio” aseguró el rector del colegio Abraham Lincoln.

Ballesteros también manifestó que estos programas ayudan a muchos jóvenes a desarrollar capacidades para continuar con sus estudios y resaltó la historia de un un joven con discapacidad que se graduó de su institución y actualmente es administrador público, “son casos donde le mostramos a la comunidad que con apoyo y con mucha paciencia de la institución como de los profesores estamos logrando sacar a estos niños adelante” puntualizó el rector.

Escrito por: Jhoan Gómez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.