Encuentran cultivo de coca

En solo cuatro meses de arduo trabajo, han sido desmanteladas más de 14 estructuras o cocinas clandestinas para el procesamiento de estupefacientes, en zona rural de los municipios de Cartagena del Chairá y San Vicente del Caguán, así como erradicadas  de forma manual más de 119 hectáreas de matas de coca, que traducidas en pasta base  le hubiesen significado una fuerte suma de dinero a los frentes Felipe Rincón y  62 del bloque oriental, así como al frente 63 del bloque sur de las Farc, siendo este ultimo el más afectado por la acción directa de las tropas.

 

Las cifras   

 

Las labores adelantadas por efectivos militares de las Brigadas Móviles N° 6, 9 y 22 que se encuentran desplegadas en la jurisdicción asignada al CEC, han permitido la incautación de más de 8.000 gramos de pasta base de coca, al igual que 658 galones de guarapo de coca en proceso de maceración, 450 galones de insumos líquidos y más de media tonelada de insumo sólidos para el procesamiento de alcaloides.

 

Durante este tiempo, 1.483 kilogramos de hoja de coca picada tipo ‘peruana’ han sido destruidos, este tipo de coca se caracteriza por su hoja robustecida y mayor altura en la planta, lo que representa una mayor producción de narcótico, aunque disminuye significativamente la calidad de su principio activo Psicoestimulante, según afirman expertos antinarcóticos.

 

Consecuencias ambientales de los cultivos ilícitos

 

El afán de los grupos terroristas por captar dinero y recuperar cultivos ilícitos desmantelados y destruidos por la acción efectiva de los militares, ha desencadenado en el aumento de la deforestación indiscriminada por parte de las estructuras terroristas del bloque sur de las Farc, quienes sin medir el impacto ecológico, despejan grandes áreas en medio de la selva para la siembra de cultivos ilícitos.

 

Sumado a la deforestación, el uso prolongado de productos químicos para acelerar el proceso de crecimiento de la planta, afecta irreversiblemente nichos ecológicos que por su naturaleza no están adaptados para soportar el impacto de un agente bilógico externo tan fuerte como los químicos usados por las Farc.

 

La fauna es otra de las grandes afectadas, la siembra de cultivos ilícitos altera su hábitat natural y contamina fuentes hídricas y alimenticias, además de la caza indiscriminada por parte de los terroristas, llevando a especies como la Danta, Lapa y el Ocarro (armadillo gigante) que tienen como hábitat los llanos del Yarí, a experimentar niveles críticos en su densidad poblacional.

 

Uso de artefactos explosivos para custodiar cultivos ilícitos

 

Como si fuera poco, el proceso de erradicación de forma manual adelantado por los soldados representa una serie de peligros, iniciando por la constante amenaza de un enfrentamiento contra las diferentes estructuras terroristas que los custodian, al igual que la protección de los mismos con la instalación de artefactos explosivos de fabricación casera que violan en primera instancia el principio de distinción entre un Militar o un campesino, incluso entre un mismo terrorista.

 

Considerando lo anterior como una violación flagrante a las normas establecidas por el Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos.

 

Acciones institucionales para contrarrestar el narcotráfico y los cultivos ilícitos

 

Además de las constantes operaciones de registro y control militar de área, encaminadas a contrarrestar el accionar terrorista de las estructuras que se dedican al narcotráfico en gran escala, dentro de las que se caracteriza en el departamento del Caquetá el frente 63 ‘Domingo Biojó’, considerada como una de las estructuras más importante para el soporte económico del bloque sur de las Farc.

 

El Comando Específico del Caguán en cabeza de la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, el Ministerio de Defensa Nacional y la intervención de las distintas autoridades regionales y locales, desarrollan y ejecutan proyectos productivos en comunidades que están siendo profundamente afectadas por este flagelo, brindando opciones alternas a los cultivos ilícitos que a través de la legalidad incitan al crecimiento económico seguro y auto sostenible.

 

Proyectos como el cultivo de cacao o la construcción de ‘porquerizas’ para tecnificar la producción de carne porcina, son algunos de los recientemente propuestos para su aprobación y que sin duda alguna lograran generar un impacto positivo en la generación de opciones laborales legales, alejadas de clandestinidad del narcotráfico y los cultivos ilícitos.

Un comentario sobre “Encuentran cultivo de coca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.