¿Hay intereses oscuros sobre el humedal Coroncoro?

En el humedal Coroncoro nacen los yacimientos de fuentes hídricas como caño Negro, existen corrientes hídricas subterráneas del río Guatiquía y desboca el cauce de caño Villalba, afluente del barrio Jordán.

La tranquilidad que disfrutaban especies endémicas de la región llanera como el Oso Palmero, el Armadillo Nueve Bandas, las Babillas, las Tortugas Morrocoy y Charapa, el Mono Maicero, el Mono Tití, el Mono Nocturno, el Mono Aullador, el Pájaro Carpintero, entre otros, en el humedal Coroncoro, hábitat ubicado en el barrio Manantial y que tiene una extensión de 30 hectáreas cuadradas, fue interrumpida desde la noche anterior por el ensordecedor ruido  que han generado 150 personas, quienes bajo el pretexto que en este lugar construirán apartamentos decidieron  invadir este paraíso natural con palos, carpas y plásticos.

“A lo largo del tiempo, este humedal ha tenido varias afectaciones como acciones de tala e imposiciones de residuos. Ahora se le suma que mujeres embarazadas y con niños, quienes son habitantes del barrio Manantial I decidieron ir a talar, cocinar, dormir y hacer sus necesidades básicas allí, porque argumentan que permanecerán en este lugar para protestar en contra de la posible construcción de unos conjuntos sobre esta área protegida. Quemar, talar e invadir no es la solución ni las vías de hecho que deben tomarse para proteger este humedal.  Es una excusa para adueñarse y realizar actos de vandalismo”,  denuncióelmiembro de la fundación  Pro Humedal Coroncoro. 

Aunque funcionarios de la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Medio Ambiente y la Policía Ambiental logren desalojar esta comunidad del humedal, esta líder advierte que la afectación causada a esta reserva puede ser incalculable e irreversible. 

Por: Yenny Camila Mojica Franco
Comunicadora Social – Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.