Las pruebas hidráulicas de la EAAV

Con la culminación de algunos arreglos de los siete (7) puntos de aducción que fueron afectados por las constantes lluvias registradas en el año pasado que dejó sin agua a la capital llanera, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio EAAV iniciará las pruebas correspondientes para poder suministrar nuevamente el preciado líquido que tanto aclaman los ciudadanos.

Por tal motivo, se dispondrá de unas pruebas hidráulicas, las cuales empezarán a ingresar gradualmente el agua que saldrá desde Quebrada la Honda hasta la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) de la Esmeralda, según lo dejó saber el gerente de la entidad.

“Con las pruebas que vamos a hacer llegaremos al punto de equilibrio para decidir el aporte que dará la bocatoma de Quebrada La Honda, desde donde habitualmente se han recibido 1.600 litros por segundo de agua, en condiciones normales de funcionamiento, y con las ejecuciones realizadas para la reparación de las afectaciones ocasionadas por los derrumbes, se pretende enviar caudales bajos, de hasta 1.000 o 1.200 litros por segundo, hecho que permitiría apagar una de las subestaciones de Bavaria o de Puente Abadía y la que permanezca operando, puede trabajar con un solo motor (250 litros por segundo) para nivelar el ingreso del líquido”, anunció el Gerente Técnico de la EAAV, Félix Javier Muruaga Garzón.

Si bien es cierto, en la PTAP se verán registradas tanto aguas procedentes de Quebrada la Honda como del Río Guatiquía, por tal motivo se tendrán que ejercer las maniobras necesarias para hacer que todo el líquido allí represado sea una fuente potable para el uso humano y así mismo empezar a distribuirse en los barrios como La Esperanza, el Centro y el Popular. Finalizó Muruaga Garzón.

Redactado por:
Jeisson Alejandro Sánchez Salamanca
Comunicador Social-Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.