Los cumaraleños ya cuentan con transporte público que los comunica con Villavicencio

Luego de 90 días sin servicio público de transporte intermunicipal, debido a la emergencia sanitaria por el Covid-19, se reactivó la ruta por el corredor vial Cumaral-Villavicencio, tras ser atendidas las solicitudes que realizaron los conductores a las entidades gubernamentales correspondientes para esta reapertura.

“La reactivación del transporte público intermunicipal entre Cumaral y Villavicencio,, se logró en concertación con los conductores y, las autoridades de tránsito y transporte, luego de acordar la implementación de los protocolos de bioseguridad que fueran avalados por las alcaldías tanto de Cumaral como de Villavicencio y de establecer algunas restricciones necesarias para la prevención del contagio”, indicó Edgar Jara, director del Instituto de Tránsito y Transporte del Meta. 

Entre las restricciones están: la disminución de los pasajeros al 50% de la capacidad total del vehículo, la adecuación de lavamanos, zona de desinfección y tamizaje en los puntos autorizados para la salida y llegada de los pasajeros, además, no podrán recoger personas durante el trayecto.

Nos encontramos muy contentos porque en el momento nuestras familias vuelven a sentir que hay trabajo para poder llevar el sustento diario, es lo más importante, después de 3 meses de abstinencia nos sentimos muy contentos”, explicó Hermes Gómez, representante de los taxistas de Cumaral.

Los usuarios del servicio público manifestaron su satisfacción con la reactivación del transporte que suple sus necesidades más sentidas. “Realmente es muy bueno porque tengo a mi padre enfermo y tengo que viajar seguido a sacarle las citas médicas y nos ha beneficiado muchísimo, porque pagaba particularmente y, eran 70 u 80mil pesos, para venir a traerlo a él”, expresó Ana Isabel Barrera, usuaria transporte público.

El servicio se ofrece a las personas que estén dentro de las excepciones del decreto 749 de 2020, inicia a las 5:00 de la mañana hasta las 6:30 de la tarde, en los respectivos paraderos, los taxis salen y llegan junto a la estación de servicio Virgen de Manare en Villavicencio y, las busetas pasos abajo del Villa Julia por la calle 38, el pasaje tiene un valor de nueve mil pesos y el servicio se ofrece todos los días. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.