Hasta hace poco hemos venido teniendo acceso a contenidos que desarrollan lo que significa haber nacido entre los años 1980-2.000 y la directa relación que tiene con nuestras condiciones de existencia y la forma en que interactuamos en sociedad. Así pues, en América Latina se empieza a volver tendencia debido a grandes victorias a cortas edades, bajo influencia positiva de otros continentes.

Esta generación ha sido señalada por muchos como producto de la tecnología y el desarrollo humano, que a su vez, los ha caracterizado por ser más osados y apresurados frente a sus proyectos de vida. Son el natural resultado de las grandes transformaciones en la tierra frente al uso de espectro electromagnético, el fortalecimiento de la conciencia colectiva directamente relacionada al cambio climático, el manejo de lo público, el respeto por las garantías mínimas, la rapidez comunicativa, entre otras, luego de haber visto como el modelo de sus padres amén de trascendentales iniciativas para la humanidad, también quedaron con alta deuda por su omisión en asuntos de interés público y desarrollo integral de toda nuestra especie.

En ese orden de ideas, los “Millenials” hemos perdido capacidad de asombro por las constantes modificaciones tangibles que vivimos en la contemporaneidad. No pensamos en envejecer en un mismo cargo o llegar a nuestras casas a ver la televisión, sino en proyectar ideas de negocio o llegar a casa a recepcionar información más inmediata a través de las redes sociales con carácter internacional. Al fin y al cabo, hay conocimiento de las novedades en el mundo.

Grandes personas han representado este movimiento en todo el globo y han blindado de garantías su forma de presentarse a las gentes a través de resultados. Por ello, es para nosotros un obstáculo no ser estratégicos o sociables, críticos, autónomos y amantes de la libertad. Hemos aprendido a generar debates más sensibles con algunos temas y buscamos la forma siempre de respetar la participación de los demás.

En Europa, Asia y los E.E.U.U. ser catalogado “Millenial” es como decir en Colombia que es soltero o casado. No es moda, es un estilo de vida. Por tanto, es altamente positivo para nosotros saber que en Colombia y nuestros Departamentos ésta generación ha comprendido que tienen sobre sus manos dos caminos: la desaparición de toda forma de vida y/o la trascendencia como especie humana, garantizando que, aún existiendo clases sociales, podamos eliminar el hambre del mundo. Aún existiendo el poder, logremos administrarlo con altura y pulcritud. Aún existiendo magnos rascacielos, nos adaptemos y mitiguemos los efectos adversos al calentamiento global.

Estamos llamados a triunfar; está en nuestra decisión hacerlo o ver cómo otros “Millenials” lo hacen.

Compartir, es cariño!

    Dejar una Respuesta

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.