Moción de censura: la herramienta política que tiene ‘en jaque’ a Zuluaga

Por: Edwin Jiménez

Varios han sido los secretarios que han pasado por el control político, y a pesar de generar tantas dudas a los diputados por la gestión de los funcionarios del gobernador, solo a uno le declararon moción de censura. Esta jugada sacó del cargo a una ficha fundamental de Juan Guillermo Zuluaga; pero el miedo se siente en la gobernación del Meta, tanto así, que los cambios a última hora en su gabinete, generan más zozobra que nunca.

“La estrategia continúa”, fueron las palabras de Wiston González, quien fue retirado de su cargo, según Avellaneda, porque infringió la ordenanza 1057, que establece el reglamento interno de la Asamblea.

En la afirmación del ex secretario, dejó entrever que la forma en cómo se ha trabajado en las comunicaciones, tanto de la imagen del gobernador como de la Gobernación, no pararán, y lo más probable, es que ahora su función, la de González, sea más de relacionista o asesor de Zuluaga. “Todo se seguirá manejando desde el séptimo piso”, fue la conclusión de varios colegas y funcionarios de gobierno.

La última jugada de este ajedrez, luego del jaque de moción de censura, fue aceptar la renuncia del secretario Luis Carlos Londoño, quien ha acompañado a Zuluaga en la alcaldía de Villavicencio, en el Ministerio de Ambiente y hasta el 10 de noviembre, en la Secretaría Administrativa de la Gobernación del Meta. Su salida, dejó en la opinión pública dos versiones:

  1. Posiblemente era el siguiente al que también le harían moción de censura.
  2. El miedo, pues evadió el control político.

Por su parte, los asambleístas han manifestado que las herramientas, tanto de control político, como moción de censura, son constitucionales y es deber de ellos hacerlas valer.

Estas herramientas, para algunos detractores de la Asamblea, son mecanismos de presión para negociar puestos, contratos y demás cosas que le puedan sacar al ejecutivo, en este caso a Zuluaga.

En pocas palabras, los diputados están “rabones porque el mandatario departamental no les ha cumplido con la burocracia”. Incluso, Zuluaga habría hablado en un medio de comunicación de posibles chantajes y presiones, como lo afirmó en una intervención su mayor contradictor Arley Gómez.

A este último “ataque”, del posible chantaje de los diputados que habría venido de Zuluaga, se le sumó la jugada de recusación interpuesta por el abogado Ardila, quien podría ser como una torre del gobernador.

El propósito de dicha recusación, era que dos asambleístas no pudieran votar en la moción de censura. Pero el enroque, jugada para cubrir al rey, que hicieron otros diputados, sirvió para ‘cubrir’ a Sandoval y Ladino, y de esta manera lograron que ellos participarán y votarán en la moción de censura.

La partida continúa y sigue siendo atractiva para muchos espectadores, quienes han incrementado las visualizaciones y reproducciones de los en vivos en el perfil de facebook de la Asamblea Departamental.

El ajedrez espera la próxima jugada, que muy probablemente sea en contra los diputados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.