No habrá sociedad mixta en la administración del alumbrado público de Villavicencio

Dicha construcción de esta sociedad mixta, en la que el municipio tendría el 51% y el socio estratégico el 49% restante, había sido aprobada anteriormente, por el Concejo Municipal. Allí, la administración municipal pondría los recursos y le entregaría al privado el control de la asamblea de accionista y del revisor fiscal.

Lo anteriormente mencionado, representaría, según Efraín Mojica, veedor de Iluminación Villavicencio, un riesgo para la Alcaldía de Villavicencio, pues  «el municipio renuncia a la administración, renuncia a todo, y el privado tiene el control de la asamblea, de la junta directiva, de la revisoría fiscal».

Tres empresas presentaron sus propuestas, y de dichas empresas, dos hacían parte del grupo de William Vélez, el empresario que tenía el manejo del alumbrado público y que, según un estudio realizado por Armando Gutiérrez Castro, un abogado y exrepresentante legal de Iluminación Villavicencio, no habría cumplido con una cláusula del contrato.

Ante esto, Mojica, en compañía de otros denunciantes, pidieron a la Procuraduría y al Juzgado Segundo Administrativo que suspenda el proceso.

Todo esto puso en el ojo del huracán y ocasionó fuertes cuestionamientos en contra del alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa y el empresario William Vélez, dueño del Consorcio Iluminación Villavicencio, por los inconvenientes y las presuntas irregularidades en el cumplimiento del contrato de adjudicación.

Finalmente, la Administración Municipal determinó que se había violado la causal número 1 del Artículo 91 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo – Ley 1437 de 2011, que señala la perdida ejecutoria de los actos administrativos.

Razón por la que se produjo la suspensión provisional ordenada por el Despacho judicial, que conlleva a la pérdida de fuerza ejecutoria del Acuerdo N* 368 del 29 de mayo de 2018 y de la invitación pública RE 001 DE 2019, lo cual implica que los mismos perderán obligatoriedad y, por lo tanto, no podrán ser ejecutados, es decir, que la convocatoria que elegiría una empresa para la conformación de una sociedad mixta, fue revocada.

Cabe resaltar que esta decisión fue tomada gracias a los grandes esfuerzos que tuvo el concejal Felipe Harman junto al colectivo, los cuales no apoyaban y estaban en contra de esta creación de esta sociedad.

Por: Ángela Peña Barragán –
Profesional en ejercicio
Comunicadora Social – Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.