«No nos vamos a mover si no nos atienden» gritaban algunos motociclistas

Sobre las 11 de la mañana cerca de 200 motos estaban parqueadas en la avenida 40 al lado de Homecenter, ellos, estaban esperando que los líderes avisaran en que momento tenía que salir rumbo a la Alcaldía de Villavicencio.

La convocatoria no fue masiva, pues según el reporte de la secretaría de movilidad hay más de 56 mil motos rodando por la capital del Meta, durante la jornada no se alcanzó a reunir ni el 10%, ósea 5.600.

Los líderes iniciaron la movilización a las 12 pm, de una manera rápida llegaron al Centro Comercial Villacentro, pasaron por la Cámara de Comercio y llegaron al Banco Caja Social, ahí se bajaron de las motos para llevarlas empujadas.

Los protestantes, que llevaban la frase “No más restricciones”, disminuyeron  la velocidad para hacerse sentir, causando caos en la ciudad. Lo que venía a continuación era hablar con el Alcalde. Al llegar a la Alcaldía de una manera muy pausada en su manifestación, los motociclistas no encontraron respuesta por parte de la administración, hay que aclarar que durante el recorrido, muchos motociclistas se unieron al inconformismo de la medida de “Pico y placa para motos”. Lo que deja como resultado un gran número de indignados, pero que no llegaron al 10%.

Luego de llegar a la administración municipal y ver que no fueron atendidos por el alcalde Wilmar Barbosa, algunos motociclistas, una cifra menor a la que había partido desde el inicio, se fueron a bloquear la glorieta de Villacentro, con el único propósito de paralizar la cabalgata. En ese momento la cosa empeoró.

Lo que era una manifestación pacífica se convirtió en una vergonzosa representación de unos líderes que querían ser escuchados a la fuerza, ellos se sentaron en las vías, eso no los convierte en altaneros, pero bloquear y no permitir el derecho de la libre circulación desdibujó lo que habían conseguido en la movilización inicial. El caos de la ciudad en ese sector se incrementó.

El SMAD entró e hizo lo que tenía que hacer, en este caso, un artefacto que aturdió a los protestantes e incluso lesionó a una persona.

0a6f86c1-7064-4ef7-918a-2b11c4d7284b

Para pelear se necesitan dos, y aunque no hubo más ataques, los motociclistas seguían con el tema de obstruir el paso de la cabalgata y los vehículos que circulaban por ese lugar.

El Secretario de Movilidad junto al Secretario de Gobierno, trataron de mediar el tema, pero los gritos, el alto grado de enojo y la desinformación no permitieron calmar a las personas. Al final, no llegaron a nada, y los motociclistas que se encontraban allí, decidieron ir a hablar con la gobernadora del Meta, 10 minutos después la protesta terminó.

Ese mismo día, en la noche, se reunió el Alcalde y parte de su gabinete en la sala de juntas de la gobernación del Meta junto a la Gobernadora y funcionarios del gobierno departamental. Conclusiones:

  • La medida del pico y placa para Motos continúa.
  • Se realizarán reuniones mensuales de evaluación y al término del decreto 010 de 2017 el próximo 31 de julio, se analizará si la medida sigue.
  • La alcaldía se comprometió a estudiar la medida de levantar el decreto donde los motociclistas tienen restricción en la noche los días jueves, viernes, sábado y domingo.

En resumidas cuentas, la decisión que tomó la Alcaldía del pico y placa para motos no se modificó y regirá desde el primero de febrero hasta el 26 del mismo mes de manera pedagógica, de ahí en adelante multa para el que incumpla. Algunos motociclistas estaban desinformados, los bloqueos mezclados con pataletas de algunos líderes de tumbar el pico y placa no se logró y por último, no todos los motociclistas participaron en esta manifestación e incluso rechazaron los disturbios que se presentaron.

Escrito por: Edwin Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.