Ocarro en peligro de desaparecer

Nativos de América del Sur, de hábitos nocturnos, grandes garras que lo hacen un hábil excavador, una alimentación basada en insectos y apariencia prehistórica. Así es el ocarro o armadillo gigante, animal bien conocido en nuestra región.

Lastimosamente, su gran tamaño y peso -pueden llegar a medir más de 1,6 m desde el hocico a la punta de la cola y pesar hasta 60 kilos-, lo han convertido en el ‘target’ de cazadores que posteriormente comercializan su carne, esto lo han reportado varias autoridades ambientales, entre las que se encuentra Cormacarena.

Debido a esto, desde 2014 el Bioparque Los Ocarros, en convenio con Oleoducto de los Llanos Orientales (ODL), Corporinoquia, Fundación Omacha, Cormacarena y Corpometa, pusieron manos a la obra y han llevado a cabo un proyecto para el manejo y conservación de los armadillos, que, hasta el momento, parece tener resultados positivos en la conservación dicha especie.

Escrito por: Ángela Peña Barragán
Profesional en ejercicio
Comunicadora Social – Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.