¿Por qué talaron el árbol nativo?

 Ante esto, Cormacarena respondió que, tal y como se había informado desde el pasado 30 de marzo, mediante Resolución No. PS-GJ.1.2.6.019.0164, habrían otorgado a la administración municipal permiso de aprovechamiento forestal único, para el mejoramiento, ampliación y pavimentación de las vías anteriormente mencionadas, con la intervención de 232 ejemplares arbóreos de diferentes especies, aplicando el tratamiento de silvicultura de tala.

La fuente también asegura que habría conflicto de intereses en la contratación del inventario de aprovechamiento forestal del consorcio Intersecciones Viales a nombre de Óscar Barreto, pues María Eugenia Melo, encargada de este, sería la esposa del funcionario de Cormacarena, Fernando Vega, que se encargó de realizar el seguimiento e inventario para el ente ambiental, por lo que señala que los permisos para dicha tala de árboles, habrían estado “amañados” por parte del consorcio y la autoridad ambiental.

El hecho anteriormente mencionado, pondría en tela de juicio, la transparencia y la credibilidad de las personas implicadas en esta contratación, teniendo en cuenta que el permiso y seguimiento fue realizado por una misma familia.

Por: Ángela Peña Barragán –
Profesional en ejercicio
Comunicadora Social – Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.