Q.E.P.D Antonio Lozano

En la noche del domingo 18 de octubre falleció en Villavicencio Antonio Lozano, quien estuvo por 28 años frente a la Red Departamental de Bibliotecas Públicas del Meta, obteniendo, entre otras distinciones, el Premio Nacional a la Gestión de Redes Departamentales o Distritales de Bibliotecas Públicas (2012), el Premio Rubén Pérez Ortíz, categoría bibliotecario destacado (2014) y el Premio Casa de la Cultura Jorge Eliécer Gaitán, como mejor gestor cultural en 2014.

Durante el último Encuentro Nacional de Coordinadores de Redes Departamentales y Municipales de Bibliotecas Públicas, celebrado en Cartagena en julio, Antonio Lozano planteó el que se ha convertido en uno de los puntos centrales que gobiernan el trabajo del equipo de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas y la Biblioteca Nacional de Colombia.

Inteligente, combativo, lúcido, visionario, incisivo y muy crítico en sus posiciones e inquietudes sobre la manera en que se toman decisiones y se delinean las políticas culturales en Colombia, Antonio nos recordaba siempre que las cosas pueden y deben hacerse mejor.

“Desde Bogotá se plantean siempre cosas muy interesantes…” dijo en aquella reunión de Cartagena, “pero ¿cuántas de ellas llegan hasta las regiones…? ¿Qué tanto de lo que hacemos nosotros en región llega hasta Bogotá?”. Conocedor de la legislación y veterano de la promoción de lectura en el país, Antonio tenía y practicaba una visión amplia de la gestión cultural regional: cada departamento, cada municipio -sostuvo en más de una ocasión-, responde y se comporta de acuerdo a dinámicas sociales, políticas, económicas -y por ende culturales- muy específicas y propias, por lo que muchas veces los proyectos deben ocuparse de esas cualidades.

Sus preguntas, que hoy recogemos en documentos institucionales de la Biblioteca Nacional y de la Red, nos recuerdan su total compromiso frente a las Bibliotecas Públicas colombianas. El departamento del Meta debe mucho a su trabajo y hoy podemos decir sin temor que la red de esta región del país, conformada por 30 bibliotecas públicas, es una de las más fuertes, articuladas y conscientes de su papel frente a la sociedad.

En alguna conversación Antonio contó que en más de una oportunidad le llegaron ofertas para trabajar en la academia, donde el compromiso es individual; sin embargo, su pasión fue la de gestionar la cultura desde la Biblioteca Pública, un lugar natural al que dedicó 28 años de labores y la base desde la que movilizó tantos procesos que hoy nos imponen una responsabilidad a todos.

Antonio dijo alguna vez de su gran amiga Beatriz León Gardeazábal, quien fuera Coordinadora de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas: “recuerdo su franqueza, su manera fuerte para decir las cosas y sin titubeos para reprender, pero asimismo su sensibilidad frente a los aciertos y a los desaciertos propios de la vida”.

Desde la Biblioteca Nacional de Colombia y la Red Nacional de Bibliotecas Públicas queremos recordarlo a él de la misma manera: como un hombre que no temía decir lo que pensaba porque estaba comprometido hasta la médula con la causa de las bibliotecas públicas. Como un hombre que supo asumir su responsabilidad para gestionar recursos, para tocar puertas y desarrollar iniciativas, para divulgar su trabajo, realizado muchas veces bajo condiciones adversas y sin mayor apoyo institucional, para incidir de manera directa en los destinos de su departamento, en otras palabras, para ejercer ciudadanía en un territorio que necesita más gestores y personas comprometidas como él.
Reseña biográfica de Antonio Lozano
Licenciado en Filosofía y Letras de la Universidad Santo Tomás de Aquino en 1993, y con otros reconocimientos académicos como el Exploratorio en Gerencia y Gestión Cultural de la Universidad Externado de Colombia, Antonio dedicó buena parte de su formación a cualificar sus competencias en el campo cultural, incluyendo el curso sobre Gestión de Bibliotecas (AECI) del Centro Iberoamericano de Santa Cruz (Bolivia), en el año 2000.

Algunos de los proyectos más destacados adelantados por Antonio durante su paso por la Red Departamental del Meta fueron el fortalecimiento de las actividades de promoción de lectura en los 29 municipios del departamento; el proyecto Relatos de violencia y consejos de paz con adultos mayores en hogares geriátricos de Villavicencio; apoyo al Proyecto de Uso y Apropiación de las TIC en siete bibliotecas públicas; la construcción de la Ciudadela del Saber en el municipio de Puerto Lleras, con recursos del OCAD y la construcción del Centro Cultural de Guamal (Meta) con recursos de Ecopetrol y del municipio.

Otras muestras de su trabajo incansable fueron los esfuerzos por fortalecer el mobiliario de la Red de Bibliotecas del Meta y la generación de sinergias entre escritores locales para fortalecer la dotación de colecciones locales de cada una de las 30 bibliotecas públicas del Meta. Por último, vale destacar la activa participación de Lozano en el Consejo Nacional de Cultura, estamento del cual formó parte durante dos periodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.