Reconstrucción de Chirajara Podría Tomar Hasta Dos Años

El informe de Coviandes, responsable del proyecto, confirmó fallas en el diseño de la estructura. También recomienda la demolición de la torre que quedó en pie. Aún no hay fecha para realizar esta obra ni resulta claro quién responde por los problemas en la concepción de la estructura.

Coviandes, responsable de la construcción del viaducto de Chiarajara que colapsó el 15 de enero de este año, presentó este jueves los resultados de su informe sobre las causas del desplome, Modjeski and Masters.

La presentación estuvo a cargo de Alberto Mariño, gerente general de la firma constructora. El informe presenta tres grandes conclusiones: la torre B del viaducto colapsó por fallas de diseño, la torre C (que quedó en pie) presenta las mismas fallas, está en riesgo de desplome, debe ser demolida y los cimientos de la obra parecen encontrarse en buenas condiciones para arrancar la reconstrucción de la estructura.

Cada uno de estos puntos tiene profundas implicaciones, que podrían afectar la investigación penal que adelanta la Fiscalía, pues en el colapso murieron nueve personas. Así mismo, guardan una estrecha relación con el futuro de la obra, esencial para una carretera vital para sectores como el agrícola y de hidrocarburos.

En lo que tiene que ver con las fallas de diseño, el informe de Modjeski and Masters va en un camino similar a la investigación adelantada por la firma mexicana Mexpresa, que ya había decretado errores en la concepción de la estructura por pedido de la firma interventora de la obra.

Los expertos contratados por Coviandes encontraron que el diseño del puente se hizo bajo una hipótesis errada sobre las cargas y fuerzas que soportarían dos partes de la torre, conocidas como loza cabezal y tabique.

En palabras simples, las torres del puente Chirajara son un diamante y al soportar las cargas de la carretera, más el tráfico, el diamante tiende a abrirse hacia los lados. La loza y el tabique son dos de los elementos que impiden que esto suceda. El acero incluido en estas partes de la construcción no estaba diseñado para soportar las fuerzas de la estructura.

Seguir la Nota Completa Aquí

Cortecía de www.ElEspectador.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.