Se había tapado una rejilla

La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV) confirmó que luego de varias horas de suspensión del suministro de agua el fin de semana desde la bocatoma de quebrada La Honda hasta la planta de tratamiento de La Esmerada, se realizó la limpieza de las rejillas del sector y se reanudó el envío del líquido por la línea de conducción en la ciudad.

El gerente de la EAAV, Jacobo Matus Díaz, explicó que la suspensión fue ocasionada el viernes en la noche ante la caída de lodo, piedra y material de arrastre, como consecuencia del torrencial aguacero en la cordillera, hecho que originó el taponamiento de la rejilla de captación y el incremento de la turbiedad del agua, impidiendo la potabilización normal del líquido para el suministro a la comunidad.

Por otra parte, en la Comuna Ocho se registró similar situación el viernes en la tarde, ante deslizamientos sobre la bocatoma de Caño Grande, hecho que fue atendido y superado por la EAAV, logrando normalizar el fin de semana el suministro del agua potable. 

Matus Díaz sostuvo que el personal de la entidad está presto a atender cualquier situación que se pueda registrar frente a la ola invernal, acorde con el plan de contingencia establecido con anterioridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.