Sigue en pie remodelación de la Terminal de Transportes de Villavicencio

Desde el año 2016, personal de la Superintendencia de Puertos y Transporte, aconsejó que fuera remodelado el puerto terrestre por ser obsoleta la infraestructura.

En ese momento, la calificación que recibió la Terminal de Transportes de Villavicencio fue un 56 %. Dentro de los argumentos que presentó la entidad vigilante, fue las barreras en los accesos para la movilidad de población con diversidad funcional, es decir, que evidenciaron la inexistencia de rampas, taquillas y baños adecuados para población con movilidad reducida y de baja estatura; falencias que, según el gerente de la Terminal de Transportes de Villavicencio, Alcides Andrés Jácome Socarrás, deben ser solucionadas como lo exige la ley Clopatofsky, ley que reglamenta la eliminación de barreras arquitectónicas, y de. ben cumplir en un 83 por ciento.

“Vamos a remodelar el 93% del espacio total de la Terminal. Tendremos mejores accesos y una plazoleta más amigable con el medio ambiente, que le permita al usuario moverse fácilmente. Por ejemplo, que las taquillas tengan unas características especiales para que cualquier persona con movilidad reducida, de baja estatura, invidente o baja visión puedan usarlas, así como adecuar los pisos para que las sillas de ruedas se puedan deslizar. Igualmente, debemos implementar baños familiares y cómodos para toda la comunidad. Así mismo, instalaremos un ascensor para acceder al área administrativa y un censor contraincendios. Posteriormente, haremos unos retoques en la fachada y cambiaremos los techos para que sea más agradable la sensación térmica al interior”, precisó el funcionario.

Aunque Socarrás dijo que, en el año 2019, realizaron los estudios y diseños de esta obra, con las utilidades que generó el puerto terrestre, también recordó que las pérdidas económicas causadas por el cierre de la vía Villavicencio – Bogotá, retrasaron el inicio de la remodelación, prevista para ejecutarse el año pasado.

No obstante, aseguró que actualmente adelantan solicitudes de créditos ante las entidades bancarias para conseguir $2’000.000.000, de los 6’500.000.000 que costará esta modernización.

Finalmente, explicó que la primera fase de este proyecto tendrá un costo de $ 4’500.000.000 y un tiempo de ejecución entre 6 y 8 meses. Y en la segunda fase, invertirán $2’000.000.000 y durará entre 3 y 5 meses. Además, que este proyecto debe estar listo en el año 2022, fecha límite del plazo para cumplir con la ley Clopatofsky.

Por: Yenny Camila Mojica Franco
Comunicadora Social – Periodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.