Tiendas de barrio: ¿Corren peligro de desaparecer?

El formato de ventas de cadenas de almacenes como Justo y Bueno, Ara o D1, desde su llegada al país no han pasado desapercibidos.Pero, ¿este nuevo formato de venta afectará a las tiendas de barrio, a tal punto de condenarlas a su cierre?

Nielsen –firma investigadora de mercados– encendió las alarmas por el creciente cierre de tiendas de barrio, que obedece a la mayor competencia de otros formatos y la falta de modernización.

Que las tiendas de barrio van a desaparecer es quizás una de las premoniciones más recurrentes que hasta ahora, afortunadamente, no se han hecho realidad en el país. En los años noventa, cuando surgieron los hipermercados, hubo quienes vaticinaron que el formato tradicional tenía sus días contados. Luego llegaron los grandes centros comerciales y de nuevo sonaron las alarmas sobre su futuro. Y hace una década, el ingreso de las cadenas de descuento planteó nuevos riesgos.

  • ¿Cómo promover la cultura de la libre competencia?

Según datos recientes de la firma investigadora de mercados Nielsen, en los últimos dos años desaparecieron unas 22.000 tiendas de barrio en términos netos –las que cerraron menos las que abrieron–. Esto representa cerca del 7 por ciento del total, lo que ha encendido de nuevo las alarmas.

Los tenderos atribuyen este elevado número de cierres a la dura competencia que les plantea el ambicioso proceso de expansión de las principales cadenas de descuento que operan en el país –Justo & Bueno, Ara y D1–. Las tres suman unos 2.600 puntos en el territorio y cada vez llegan más a zonas que antes dominaban las tiendas de barrio.

Sin embargo, todo indica que a esta expansión se han sumado otros factores. Entre ellos, el fortalecimiento y la masificación de las plataformas tecnológicas, los cambios en los patrones de consumo y la escasa modernización de algunos establecimientos. La suma de estos se ha convertido en el verdugo de las tiendas de barrio. Y su mayor desafío.

Lo que viene ahora

Muchos coinciden en que hay que escuchar las alertas. Pero no todos sienten que haya razón para el drama. El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, dice que la tienda sigue siendo uno de los formatos más exitosos, tanto así que responde por el 48 por ciento de las ventas.

Luis Felipe Hoyos Jaramillo, gerente comercial de Nutresa, la mayor compañía de alimentos procesados del país, asegura que no han sentido “el cambio que sugieren los estudios recientes. De hecho, el número de clientes del canal tradicional atendidos desde Comercial Nutresa no ha disminuido, incluso las ventas han aumentado”. Sin embargo, los dos reconocen la posibilidad de que la mayor presencia de cadenas de descuento haya propiciado algunos cierres. Pero coinciden en que todos los días abren y cierran tiendas.

No obstante,Hoyos cree que otros formatos no tienen la oferta de valor de la tienda de barrio, pues esta brinda tranquilidad y cercanía al consumidor. Cabal opina que su gremio ha hecho esfuerzos para que el canal se digitalice y modernice, y ya tiene buenos resultados para mostrar.

Fuente: Revista Semana digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.