Trabajando en puntos críticos

Luego de la atención primaria prestada durante la emergencia ocurrida la semana pasada en Villavicencio debido a las fuertes lluvias, la Secretaría de Infraestructura municipal continúa realizando obras en diferentes puntos afectados en las áreas urbana y rural, y sobre los caños Parrado, Maizaro y Grande, y el río Ocoa.

El director Técnico de la Secretaría de Infraestructura, Andrés Soler, precisó que operarios y maquinaria intervienen el punto conocido como ‘puente caído’, entrando por Multifamiliares Los Centauros, donde se recupera la estabilidad del aproche en la salida del puente; además de realizar demolición y conformación del talud para construir nuevos gaviones.

Así mismo, se realizan trabajos en la parte alta de la ciudad, sobre el puente que comunica con el barrio La Pradera, haciendo canalización y protección de los estribos existentes; mientras que en el sector de Altagracia se construirán los gaviones de protección sobre el caño Buque, en donde la fuerza del agua originó la caída de una aleta del puente y la pérdida de parte de la bancada.

Por otra parte, en el puente sobre el caño Grande, en la entrada al barrio Playa Rica, se ejecutan obras de protección, teniendo en cuenta que se presentó socavación en su descole; y en el sector conocido como Brisas de Apiay, en donde la pérdida de un tramo de una batea y la caída de una parte del puente dejó incomunicados a los habitantes de esa zona de la capital metense.

El Director Técnico de la Secretaría de Infraestructura de Villavicencio agregó que en el río Salinas, a la altura de la vereda El Cairo Bajo, se iniciaron excavaciones para dar manejo al agua y poder construir las estructuras de protección en gaviones, con el fin de evitar daños en el estribo del puente.

Además, se llevan a cabo obras de estabilización de taludes en el caño Parrado, a su paso por el barrio Villa Julia, y en el sector de Villa del Río, además de trabajos en la bancada detrás de la antigua fábrica de Bavaria, en la vereda La Argentina, y en la quebrada Negra, donde el estribo del puente fue averiado.

Finalmente, Soler precisó que en todas las obras, que también ha incluido labores de limpieza de árboles caídos, escombros y caños, la Secretaría de Infraestructura municipal realiza una inversión cercana a los 2.000 millones de pesos, recursos que se manejan a través de la urgencia manifiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.