Villavicencio está endeudada

Incertidumbre dejó la semana pasada en la ciudadanía la afirmación de dos candidatos a la Alcaldía de Villavicencio, de que el municipio está endeudado a la fecha en más de 130.000 millones de pesos.

La preocupación radica en que ante el elevado monto por pagar, la inversión en obras a corto plazo podría verse comprometida.

Según la Secretaría de Hacienda municipal, existe autorización para obtener vía empréstito compromisos hasta por 140.782 millones de pesos.

No obstante, la deuda real a junio del 2015 es de 81.777 millones de pesos, es decir, 44.565 millones más que cuando comenzó la actual administración, el primero de enero del 2012.

Incluso, la proyección entregada por la dependencia es que el monto de la deuda a diciembre aumentaría a 90.000 millones de pesos, en razón a que hay proyectos pendientes por ejecutar en el Plan de Desarrollo.

Además, según uno de los candidatos, los ingresos por sobretasa a la gasolina para el municipio podrían disminuir en el futuro, debido a que los vehículos se inclinan hoy por usar el Gas Natural Vehicular (GNV) o el sistema diesel (ACPM), y cuyo recurso está fijado para que sea renta departamental y no municipal.

Sin embargo, aunque la cifra puede parecer alarmante, expertos del equipo económico de la Alcaldía, aseguran que no hay por qué alarmarse, en especial porque el municipio ha incrementado sus ingresos en más de 30.000 millones de pesos con respecto a la administración pasada.

De hecho, son aproximadamente 128.000 millones de pesos los que entran actualmente a las arcas del municipio por impuestos de predial e industria y comercio, tasa por delineación urbana, sobretasa a la gasolina y otros ingresos, dinero suficiente para pagar lo que se debe.

El nuevo alcalde deberá destinar de estos recursos –entre capital e intereses– 25.124 millones de pesos el próximo año, 24.994 millones en 2017, 22.069 millones en 2018 y en su último año de gobierno (2019) 15.213 millones de pesos.

Si no se solicitan nuevos empréstitos, la obligación quedaría saldada en 2022.

Esos dineros, dijeron miembros del gobierno, han sido destinados para financiar obras de infraestructura y no para aumentar la planta de personal, como se ha insinuado por algunos opositores.

“Los ingresos del municipio aumentaron y eso hizo posible un fortalecimiento institucional, este dinero tiene una destinación específica hacia inversión, es decir, al cumplimiento de las metas del Plan de Desarrollo”, explicó la secretaria de Hacienda, Dayinet Duarte, quien además explicó por qué es necesario solicitar el dinero (vea Empréstitos, legales y necesarios).

Según Hacienda, se han destinado para transporte y vías 54.803 millones de pesos, para deporte y recreación 13.284 millones, para vivienda 9.511 millones y para equipamiento –insumos y provisiones– 2.400 millones de pesos.

Aunque el informe no especifica en qué obra se invirtió cada peso, la Secretaria explicó que es fácil hacer seguimiento, “porque cada obra se va a poder ver y disfrutar en la calle a través de los parques, vías nuevas, espacios públicos y otras obras en ejecución”.

Aclaró que el dinero no solo financia obras de este gobierno sino también desenredó líos de gobiernos anteriores, como el plan de vivienda San Antonio.

‘Empréstitos, legales y necesarios’

La secretaria de Hacienda, Dayinet Duarte, explicó que la solicitud de los empréstitos no fue de manera caprichosa.
Además, aclaró que el próximo gobierno puede acudir sin problema a adquirir nuevos créditos siempre y cuando se mantenga el nivel de ingresos, para lo cual será determinante, por ejemplo, aumentar el recaudo de impuestos y la gestión ante el Gobierno nacional para conseguir más dinero.

“Los indicadores de endeudamiento son autónomos, es decir que el municipio tiene óptima capacidad de pago”, puntualizó.

Tomado de: eltiempo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.