A pocos días de su posesión, Petro ha anunciado menos de la mitad de su gabinete ministerial

El próximo domingo 7 de agosto, fecha en la que se conmemora la Batalla de Boyacá, Gustavo Petro Urrego llegará a la Casa de Nariño para ser el nuevo presidente de la República de Colombia. Junto a él, deberán tomar posesión los 18 ministros que conforman su gabinete ministerial; sin embargo, a pocos días de este acontecimiento, el presidente electo solo ha anunciado ocho de ellos. 

Jalily Covezdy, coordinador del programa de Ciencia Política del Politécnico Grancolombiano, lee esta situación como una selección cuidadosa de quienes lo van a acompañar en la gobernabilidad, teniendo en cuenta las condiciones políticas actuales del país y el desprestigio de la política.

“Petro necesitaba ser muy hábil en la elección de sus compañeros de gobierno porque tenía que atender asuntos que, en un país donde la dinámica ha sido generalmente de derecha o de partidos tradicionales o de gobernabilidades cuestionadas o criticadas, las elecciones tenían que ser muy cuidadosas, con mucha finura”, aseguró. También centra esta situación en la necesidad de conocer las condiciones en las que recibe el gobierno para designar los encargados, como es el caso del Ministerio del Interior, que aún no tiene responsable.

En cuanto a los ya designados, se conocen los nombres del exministro Álvaro Leyva Durán, para el Ministerio de Relaciones Exteriores; José Antonio Ocampo, para el Ministerio de Hacienda; Cecilia López, para el Ministerio de Agricultura; Patricia Ariza, para el Ministerio de Cultura; Carolina Corcho, para el Ministerio de Salud; Susana Muhamad, para el Ministerio del Medio Ambiente, Alejandro Gaviria, para el Ministerio de Educación; y, recientemente dio a conocer el encargado de la cartera de Defensa Nacional, destinando al exmagistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, Iván Velázquez.

La mayoría de estas designaciones han sido bien recibidas en el país, teniendo en cuenta varios aspectos. El primero de ellos es que los ocho ministros tienen una hoja de vida con una amplia experiencia y un acervo en el cargo que se les otorgó, demuestran un saber y un hacer suficiente para conducir su gabinete. “Creo que las designaciones han tenido que ver con elegir a personas con mucha experiencia, con bastante capacidad, que representan a un sector de la población que fue el que llevó a Petro a su elección como presidente y coherentes con su propuesta de gobernabilidad”, afirmó Covezdy.

El segundo está relacionado con la mirada de Petro hacia aquellos que no han podido participar de la gobernabilidad pública y que ahora tienen esa gran responsabilidad de hacerlo, coherente con su propuesta de gobierno que piensa en las regiones, en los colectivos, en la territorialidad y en la pluralidad. Finalmente, las decisiones han tenido que ver con la ecuanimidad, incluso con la igualdad de género, designando a hombres y mujeres que se acomoden a las necesidades del país. “Creo que los ministerios van muy bien con el tema del cambio hacia las mujeres, ahí vemos ya una expresión del liderazgo femenino y cómo este está pensando en el territorio, la paz y la igualdad, que son temas muy importantes para el nuevo gobierno”, agregó Covezdy.

Sin dudarlo, una de las carteras más esperadas fue la del Ministerio de Hacienda, por la imperante necesidad de toma de decisiones en materia económica y dejar clara una hoja de ruta en este sentido. El docente del Politécnico Grancolombiano lee la designación de José Antonio Ocampo como la ratificación del pensamiento de pasar de una economía extractivista a una economía productiva, además de democratizar la producción para la reproducción de la vida, en el que también cumple un papel importante la próxima ministra del medio ambiente. En cuento a la decisión del Ministerio de Educación, interpreta la coherencia con su propuesta de buscar una sociedad garante de derechos, la protección de la primera infancia, la preocupación por los niños, niñas y adolescentes, por los jóvenes que están liderando y transformando la vida. 

En conclusión, estas designaciones son un síntoma de mucho cuidado para elegir por parte de Gustavo Petro, de tal manera que no se comience a cuestionar o a generar inconformidad con las elecciones de su gabinete. “Me parece que sí vamos a entrar en esta dinámica en la que Petro se ha propuesto cambiar la guerra por una nueva era de paz”, afirmó Covezdy.

Además de los actuales 18 ministerios, todo apunta a que se crearán dos más: el Ministerio de la Igualdad, que tomará algunas funciones del Departamento de Prosperidad Social y que sería liderado por la electa vicepresidenta Francia Márquez; y el Ministerio de Paz, Seguridad y Convivencia, con el que se acatará una de las propuestas que hizo la Comisión de la Verdad en el capítulo de Hallazgos y Recomendaciones de su Informe Final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.