Cambiaba armamento por civiles muertos para falsos positivos

El Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado condenó al Teniente Coronel, Héctor Alejandro Cabuya de León, a 9 años y 5 meses de cárcel por los delitos de concierto para delinquir en concurso con prevaricato por omisión.

El ex comandante del Batallón 21 pantano de Vargas acantonado en Granada, Meta, también fue condenado a pagar una multa pecuniaria de 6 mil 501 salario mínimo legal vigente mensual en favor del poder judicial.

El ex militar prófugo de la justicia, fue hallado responsable de prestar una decidida colaboración a miembros de grupos armados irregulares de Autodefensas del Bloque Centauros que operaron en Meta y  Guaviare por la década de los ochenta y noventa.

Según investigaciones de la Fiscalía, Cabuya de León, suministró armas a cambio de cadáveres de civiles ejecutados por las autodefensas, para luego reportarlos como guerrilleros dados de baja en supuestos combates con tropas del ejército.

Un capitán identificado como, Ricardo Rivera Sánchez, ya fallecido, era el enlace entre las tropas del ejército y grupos paramilitares, conforme lo expresa la situación fáctica del expediente.

El Coronel Cabuya, tenía un radio de comunicación que los ilegales entregaron para sostener conversaciones directas y pedirle la liberación de integrantes de las autodefensas cuando eran capturados por el ejército.

En otros apartes de las investigaciones, la Fiscalía señaló que los bienes del Estado que deberían ser usados para cumplir la función constitucional y legal, fueron usados para apoyar las acciones criminales del Bloque de Autodefensas.

INTERNOTICIAS LO QUE ESTÁ SUCEDIENDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.