Madre e hija sin dónde vivir, se sienten afectadas por actuar del ex concejal Darwin Castellanos

La presión hecha por el exconcejal, Darwin Castellanos, obedece a la petición hecha por los habitantes del sector de La Isla, para recuperar 2 lotes que fueron comprados durante la administración de Raúl Franco, para realizar un proyecto vial que descongestionara el centro de la ciudad. Hoy, esta situación, deja en la mitad a Jhoana Cárdenas, madre cabeza de hogar que no tiene dónde vivir. Castellanos afirma que el tema no es contra la mujer, ni su hija.

El exconcejal del Partido Conservador, Darwin Castellanos, quien le exige al municipio que reclame el predio en el sector de la Isla en Villavicencio, hoy afirma que su proceder nunca fue en contra de Jhoana Cárdenas.

La presión hecha por Castellanos, obedece a la petición hecha por los habitantes de ese sector, para recuperar 2 lotes que fueron comprados durante la administración de Raúl Franco, para realizar un proyecto vial que descongestionaría el centro de la ciudad.

«Nosotros en el ejercicio de control social, hicimos la advertencia de una inminente invasión de terrenos que son bienes fiscales del municipio», afirmó Castellanos.

Así mismo, el exconcejal negó que sus acciones se deban a un interés político, ya que está actuando dentro de la ley, para recuperar propiedades que son de la administración, al igual de que no es él quien decide si estas familias continúan viviendo allí, ya que eso es responsabilidad de los funcionarios públicos.

Por su parte, Jhoana, una de las afectadas por esta situación, y que vive con su hija de 7 años en esos terrenos, afirmó que el cercado que le hizo al terreno que está en disputa, es por temas de seguridad para evitar el consumo de drogas y arrojo de basuras en este. «Quiero decirle al señor Darwin que aquí estamos dispuestos a entregar, aquí nadie se está adueñando de nada», indicó la mujer, quien se refiere a sí misma como la cuidadora de este lugar.

Cárdenas también se refirió a la afectación que tendría debido al actuar del exconcejal Castellanos. «Él no le está haciendo daño al alcalde, ni al gobernador, ni a nadie, me está haciendo el mal a mi».

De acuerdo con la mujer cabeza de hogar, ella respetaría la decisión que tome el alcalde Felipe Harman sobre esta situación, no obstante, pidió que le sean entregadas ayudas u ofertas de trabajo para enfrentar el desalojo si llegase a suceder, dado que por el momento está desempleada.

La Inspección Segunda de Villavicencio es la que lleva el caso y tomará la decisión de si desaloja, o no, a las dos familias que ocupan estos terrenos.

Por: Stiven Pérez
Comunicador Social – Periodista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.