Diputado Andrés Jaramillo se habría equivocado en su denuncia

A través de un video, el diputado del partido Liberal, Andrés Jaramillo, denunció una presunta apropiación ilegal por parte de Felipe Harman, del terreno donde funcionó el Fondo Rotatorio del Ejército. Jaramillo asegura que dicho predio es de la Gobernación del Meta y que el alcalde, mediante jugadas como «tratar de inducir al error a la Oficina de Registro de Instrumentos Públicos de Villavicencio, haciendo pasar el predio como un baldío urbano para adjudicarlo a la Alcaldía», pretende hacerse con el mismo.

¿Qué respondió Harman? ¿Si trató de tomar este predio? ¿Qué dice la Superintendencia de Notariado y Registro? Todas las respuestas aquí.

«¿Será posible tener un baldío urbano en pleno Centro de Villavicencio en el año 2021?, eso suena iluso ante los ojos de cualquier persona?», fue una de las afirmaciones hechas por Jaramillo, quien asegura que este predio –que será entregado a Corcumvi para hacer un centro cultural– cuenta con una escritura registrada y un plano protocolizado.

Ante esto, el alcalde Felipe Harman, en entrevista con Misael Fierro, le respondió diciendo: «yo creo que el diputado si tenía conocimiento de este tipo de apreciaciones cuando estaba cargándole la cartera a la señora Marcela Amaya, pues evidentemente se habría dado cuenta que nos entregaron el Fondo Rotatorio en el 2019 sobre un comodato de la Alcaldía».

Posteriormente, el mandatario aseguró que estas denuncias del diputado del partido Liberal hacen parte de «una sinvergüencería de la politiquería local».

Ahora, desde la parte legal del asunto, la Superintendencia de Notariado y Registro, confirmó que «revisando la escritura pública 77 de 1987 donde funcionaba el antiguo Fondo Rotatorio, se pudo concluir, que fue donado al municipio de Villavicencio para la época Ricardo Rojas, representado a través del personero Ricardo Murcia y que al revisar los linderos, se establece que colinda con el predio El Porvenir, más no hace parte del mismo».

De igual manera, la entidad explicó que desde 1950 y hasta el 2019, Villavicencio le entregó ese predio en comodato al Fondo Rotatorio y en 2020 fue declarado como baldío de conformidad al artículo 123 de la ley 388 de 1997, pues cuenta con escritura pública pero nunca fue registrado; por lo que, según la ley, los terrenos baldíos que se encuentren en suelo urbano de los municipios y distritos y que no constituyan reserva ambiental, pertenecerán a dichas entidades territoriales.

En conclusión, si el Concejo Municipal de Villavicencio da la autorización, no habría ningún tipo de inconveniente legal para que la Alcaldía haga el traspaso del predio a Corcumvi y se construya allí el centro cultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.