El verdadero juego del calamar

¿Qué es lo más visto en Colombia? ¿Qué es lo que le gusta a la gente? A la gente le gusta el contenido rápido, no tener que esperar y tener el control; por eso plataformas como Netflix se convierten en las favoritas del público. Las novelas no venden como antes, y el mercado de la televisión se vuelve menos sostenibles, mientras tienes que esperar 24 horas para el nuevo capítulo de una novela, en otras plataformas tienes la serie completa a tu disposición, libertad para escogerla y cuántos capítulos ver en un día, todo al gusto del público.

No solo las novelas se ven afectadas, la producción de televisión en general ya no es lo mismo.

Desde la aparición de las redes sociales, todo está al alcance de quien tenga acceso a tecnología e internet. Ya no hay que esperar el noticiero de las siete para enterarse del accidente que causó el embotellamiento en la vía, no cuando la noticia habrá estado corriendo minutos después del suceso.

El verdadero juego del calamar es patrocinado por las nuevas plataformas productoras de contenido, los hombres de la máscara son los consumidores y los jugadores, todas las producciones que intenten ver la luz; ya no es tan importante si es bueno o malo, estar en tendencia tiene más peso de valor, porque si lo han visto tanto es por algo. A principios del año muchos esperaban la siguiente temporada de la Casa de Papel, que fue totalmente opacada por El Juego del Calamar, que más que ser una serie, es una representación del consumismo y cómo es la lucha dentro del mercado actual.

Las primeras batallas por el rating más alto eran lideradas por RCN y Caracol. Con la llegada del TV cable, muchos cambiaron de canal y en la actualidad, la televisión ha sido poco a poco desplazada y participa de unos juegos muy difíciles de ganar.

Con la caída de las redes sociales hace unos días, se pudo diferir que:

  1. No se puede vivir sin redes sociales.
  2. La gente se trasladó a Twitter (que se convirtió en la red más usada por ese día) para mantenerse al tanto de lo que está pasando en el mundo.
  3. Se generó una necesidad por estar conectado con “el mundo”

Según estadísticas, un 68% de colombianos invierte su tiempo en computadores, un 28% a teléfonos inteligentes, el 3% a tablets y tan solo el 1% a televisión.

En esta era de la información todos han tenido que reinventarse, la pandemia fue solo un atisbo en los cambios del consumo, con un público cada vez más impaciente, una fuerte demanda y un juego de exigencia que elimina al competidor cada vez que un nuevo nivel comienza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.