Maternidad como decisión y no como obligación

Uno de los mayores fracasos de salud pública en Colombia tiene su origen en la idea de la maternidad como un mandato social y no como elección.

La Corte Constitucional en 2006 por medio de la sentencia C-355, que protege a las niñas y mujeres al interrumpir su embarazo cuando existe peligro para la salud física o mental de la mujer, cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida extrauterina, en caso de acceso carnal violento, transferencia de óvulo fecundado o inseminación artificial no consentida, pero sigue siendo un delito cuando se practica por cualquier otra razón que fuese diferente a estas anteriormente nombradas. Es por ello que se habla tanto de la despenalización parcial del aborto; además de no contar con el derecho de disponer libremente del cuerpo. 

Algunas mujeres se dejan llevar por la famosa pregunta: ¿Qué dirán de mí? Cuando lo importante debería ser la salud mental y emocional de la persona, pero los prejuicios que existen sobre el significado de ser mujeres y madres son tan grades que generan miedo e indecisión, no permiten que algunas mujeres decidan y pueda abortar cuando la maternidad no es una opción adecuada para su proyecto de vida. La maternidad elegida debería ser una herramienta de equidad.

Otras de las preguntas más frecuentes, ¿Por qué no planifica? En algún momento cuestioné lo mismo, pero la efectividad de los métodos anticonceptivos está cerca del 100%. Así es, cerca, no completamente. La píldora anticonceptiva no supera el 99% y el DIU el 98%, aunque todos hayamos escuchado alguna vez esa historia de quien quedó embarazada con algún método, lo primero que decimos en nuestra mente es: «no lo utilizó de manera correcta», y es en ese momento cuando caemos en el círculo vicioso de creer que podemos juzgar a una persona que muy seguramente está sufriendo por algo que nunca esperó estar viviendo. 

Pese a esto, vemos que en Colombia, la tasa del embarazo en adolescentes es del 19.5%, es decir, que una de cada cinco adolescentes es madre o está embarazada. En este momento cuestionamos la educación sexual y reproductiva de los colegios y universidades, cuando los verdaderos responsables son los padres que muchas veces no hablan con sus hijos temas tan importantes como la responsabilidad y las consecuencias de sus actos… porque siempre es más fácil buscar culpables que afrontar las situaciones. 

Un día alguien me dijo: – «la mujer que se pueda hacer este procedimiento en uno de los pocos lugares autorizados que tiene Colombia, tiene que tener plata, eso la hace muy afortunada». En ese momento me di cuenta de que a muchas mujeres se les vulneran los derechos fundamentales, porque todas deberíamos tener las mismas posibilidades y poder decir, lo hago ¡porque yo puedo decidir sobre mi cuerpo sin restricción!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.